Blog

Sin miedo a fallar: Cómo WeXchange me ayudó a superar mis miedos

Cuando mi esposo y yo fundamos nuestra compañía en Jamaica, pensamos que las únicas barreras para el éxito eran la falta de capital para marketing y nuestra inadecuada educación empresarial. Entré en shock cuando me di cuenta que en realidad mis mayores barreras al éxito estaban vinculados a mis emociones. En este artículo destaco las lecciones que aprendí durante mi participación en WeXchange, y cómo esas lecciones me ayudaron a superar mi miedo al fracaso.

El 18 de noviembre de 2015 viajé a Monterrey, México para participar en el foro anual WeXchange, que este año tuvo lugar en el Instituto Tecnológico de Monterrey. WeXchange es una plataforma que conecta a emprendedoras de alto crecimiento de América Latina y el Caribe, con mentores e inversionistas, buscando acelerar el crecimiento de sus compañías. El foro, de una duración de dos días, contó con presentaciones de algunas de las emprendedoras más exitosas de América Latina. El foro fue fundado en 2013 por el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y liderado por Susana García-Robles, Oficial Principal de Inversiones del Grupo de Financiamiento en Etapas Tempranas del FOMIN.

Los aspectos más destacados del evento fueron las sesiones de networking y mentorías, speed dating con inversionistas y el pitch competition. Estas actividades, junto a presentaciones de emprendedores experimentados, me ofrecieron una gran oportunidad para aprender, compartir y expandir mi red de contactos. Destaco cinco principales lecciones que aprendí durante el foro:

Lección 1: “Conoce tus miedos y acéptalos”

Como emprendedora, muchas veces me da miedo dar grandes pasos. A veces siento que nuestra compañía no está totalmente establecida, que nadie nos conoce, o que necesitamos lograr una mayor credibilidad. Sin embargo, tengo que aprender que está bien ser imperfecto. Que está bien lanzarse antes de estar totalmente preparado. Como emprendedoras, tenemos que estar dispuestas a aprovechar las oportunidades, grandes o pequeñas. Sue Heilbronner, co-fundadora y CEO de MergeLane Accelerator lo dijo muy bien en su presentación, invitándonos a “buscar un banco en el parque e invitar al miedo a tomar asiento.” Sea cual fuera nuestro miedo, tenemos que familiarizarnos con él. A veces, la mejor manera de vencer nuestro enemigo es conociéndolo. Comprendiendo nuestros miedos estaremos en una mejor posición para combatirlos. Y quizás nos demos cuenta que al final de cuentas, no era tan aterrador.

Lección 2: “Maneja tu riesgo”

Mientras que algunas oportunidades requieran de nosotros dar un paso de fe, otra lección profunda que aprendí para superar el fracaso fue la importancia de manejar el riesgo. La gestión de riesgo requiere que conozcamos el riesgo asociado a la situación, analizando las ventajas y las desventajas, y tomar la mejor decisión con base en los hechos. Quizás bajo las circunstancias dadas, para muchas de nosotras renunciar a nuestro trabajo no se trate de la mejor decisión. Si bien a mi esposo y yo nos entusiasmaba mucho la idea de dedicarnos a tiempo completo a nuestra compañía, entendimos que nuestra compañía no iba a volverse rentable de la noche a la mañana, por lo que la decisión de que mi esposo mantenga su trabajo a tiempo completo nos dio la flexibilidad de hacer crecer nuestro negocio, manteniendo nuestra capacidad financiera.

Lección 3: “Sé creativa y ama lo que haces”

La creatividad es el uso de ideas originales para crear algo nuevo. Mariquel y Gastón, equipo de matrimonio y co-fundadores de HICKIES, me inspiraron con su historia sobre cómo la creatividad y el amor los ayudaron a superar años de altibajos de su compañía. Aprendí que ser creativo nos ayuda a adaptarnos a circunstancias nuevas y desafiantes, a sobresalirnos entre los competidores, y a superar obstáculos. Ser creativo no es nada fácil, pero nuestro amor por lo que hacemos nos mantendrá motivados. El amor que nace de la pasión por lo que hacemos nos da inspiración, visión y perseverancia.

Lección 4: “Se auténtica, no ingenua”

Como emprendedora, a veces siento que tengo que asumir un personaje masculino para ser exitosa. Pero aprendí que ser mujer en los negocios tiene muchas ventajas. Marta Cruz, co-fundadora y directora de NXTPLabs lo explicó muy bien diciendo que “nuestra transparencia alivia el miedo en otros.” Básicamente, lo que uno ve es lo que uno es.Tenemos que ser genuinas con nosotras mismas y permitir que brille nuestra autenticidad. Entendiendo que nuestra vida tiene altibajos, debemos ver a la montaña rusa llamada vida como una aventura. Cuidado, no tenemos que ser ingenuas y subestimar la situación, sino que debemos tomar buenas decisiones.

Lección 5: “Aprovechar apoyos externos”

El desarrollo de un equipo sólido es importante para superar el fracaso. Tengo que admitir que he estado tratando de superar el hábito de hacerlo todo sola. Es muy importante que nos rodeemos de personas que compartan nuestra visión y que puedan darnos apoyo. Una de las ventajas y atributos de ser mujer es que somos inclusivas, lo cual nos permite enfocarnos en formar equipos. Desarrollar equipos sólidos nos dará el apoyo necesario antes y después del fracaso.

Luego de escuchar a Rania Anderson, fundadora y presidenta de The Way Women Work, aprendí sobre la importancia de construir una red 360°. Esto implica analizar dónde están mis conexiones fuertes y débiles, y entender que los lazos fuertes construyen vínculos y que los lazos débiles construyen puentes. Ambos son importantes para crear una red de oportunidades. Desarrollar una red es también una excelente manera de crear valor y construir conocimientos, habilidades e influencia. Aprendí que la clave para lograr una red exitosa es la generosidad. Esto me pareció bien provocador, ya que hasta ahora pensaba del networking como algo que uno recibe, más que lo que uno da a otros. Me di cuenta que pensar qué podemos dar a otros genera una actitud que abre la puerta a nuevas oportunidades.

En conclusión, aprendí a no vivir una vida sin problemas. El miedo se origina en nuestro deseo de controlar el futuro y en nuestra necesidad de seguridad. No tenemos control total sobre el futuro y en el camino habrán virajes inesperados que nos podrán llevar a fracasos. Podemos enfrentar el fracaso sin miedo si desarrollamos la actitud y el carácter adecuados. Agradezco a Wayne Beecher y su equipo en el Banco Interamericano de Desarrollo en Jamaica por haberme seleccionado para participar en el foro WeXchange, el cual me ayudó a desarrollar una mentalidad que estaba necesitando para superar el miedo y ver “el fracaso como una oportunidad para empezar de nuevo, más inteligentemente.” (Henry Ford)